10 maneras hábiles de lidiar con un esposo enojado

Índice

¿Cuántas veces te has oído pensar, “Mi esposo es un gran hombre, solo desearía que pudiera controlar su ira”.? No es inusual estar casada con un hombre que siempre está enojado, pero es problemático cuando su ira comienza a afectarte, lo que genera estrés, ansiedad e intensa frustración. Si no se revisa a tiempo, podría llevar a que su relación sea perjudicial.

10 maneras hábiles de lidiar con un esposo enojado

Si de verdad te preocupas por el bienestar de tu esposo, encontrarás formas de lidiar hábilmente con su ira. La ira también es una emoción, aunque devastadora. Y si su esposo es alguien que no puede controlar su ira y provoca peleas, entonces debe pensar qué es lo mejor que puede hacer. Ármate de mentalidad leyendo estos consejos para lidiar con un esposo enojado y salvar tu relación.

1. Ten paciencia y compasión

Es innegablemente difícil controlar tus emociones cuando tu pareja te ataca por cuarta vez en 3 días, pero trata de mantener la calma en el proceso. La demostración de ira es generalmente una llamada de ayuda. Si estás en una relación amorosa, es probable que tu esposo esté sufriendo debido a algún tipo de angustia. En tales casos, evite un ataque verbal como respuesta a su ira.

Practica la paciencia y la compasión. La clave para lidiar hábilmente con la ira de tu esposo es mantener la calma. Pacificar la situación. Es cierto que las parejas tienden a terminar su arrebato antes si su pareja no les responde a gritos. Una encuesta de parejas enojadas afirmó que prefieren que sus esposas no señalen sus argumentos y agraven aún más la situación.

2. Comunicarse constructivamente

Comunicarse constructivamente
Comunicarse constructivamente

Tu cónyuge está constantemente enojado y te estás cansando de eso, lo cual es comprensible. Sin embargo, haga una pausa para pensar cómo puede lidiar con el estrés de un esposo enojado de una manera que no agrave más el asunto. Si eres parte de un hogar que está lleno de tensión, se vuelve difícil diferenciar entre la comunicación sobre el problema y señalar con el dedo.

Aborda el enojo de tu esposo de una manera respetuosa y constructiva. La madurez y la comprensión son la base de un matrimonio exitoso. Valide los sentimientos de su esposo profundizando en sus necesidades y experiencias. Reconoce los pensamientos de tu pareja y contrarrestalos de manera reflexiva. Es posible que también deba reflexionar sobre su propio comportamiento, ya que habrá momentos en que sus acciones podrían ser la razón de su enojo, pero usted no lo sabrá.

Sea brutalmente honesto consigo mismo y con su esposo, pero trátelo de una manera constructiva con comprensión en lugar de señalar con el dedo y allanar el camino para la crítica negativa.

3. Evite leer la mente

Podrías estar unos meses en el matrimonio o podría estar unos años en el matrimonio. Cualquiera que sea el caso, no asumas la razón del enojo de tu esposo, incluso si conoces a tu cónyuge de adentro hacia afuera. Haga preguntas sensatas y comprenda la angustia de su pareja. Leer la mente solo empeorará las cosas, ya que nunca llegarán a un punto en común, dejando a su esposo enojado perpetuamente.

Recuerda, ¡no puedes leer la mente!
Recuerda, ¡no puedes leer la mente!

Deja a un lado todas tus inhibiciones y pon freno a esos pensamientos presuntuosos. Pedir. Comunicar. Entender.

4. Garantizar la seguridad emocional

La mayoría de las veces, la razón de la ira de su esposo es la angustia psicológica. La ira es una respuesta muy general a la ansiedad. Él no necesita que su esposa arroje leña al fuego cuando ya está estresado por varios otros factores. Si la angustia es la causa de la ira de su esposo, debe ser más hábil en su enfoque.

Asegúrele que está con él como una roca, sin importar lo que pase. Una esposa emocionalmente disponible le permitirá mostrarse vulnerable frente a ella y poco a poco aprenderá a manejar mejor sus emociones.

5. Atrapa la ira temprano

Es comprensible que su esposo se enoje de vez en cuando. Esto es normal. No es normal si tu esposo siempre está enojado. Eventualmente, la ira de su esposo se convertirá en un patrón que le será difícil romper. Una vez que una pareja adquiere el hábito de la ira y el resentimiento, hay poco o ningún regreso. Es aconsejable si detecta la ira de su esposo desde el principio. Reconozca el patrón y observe los factores que conducen a su arrebato.

Aborde esos factores y siga adelante. Retrasarlo llevaría a sacudir los cimientos de su matrimonio.

6. Elige tus batallas

No tiene sentido desperdiciar tu tiempo y energía en batallas que no puedes ganar. En un matrimonio, uno puede encontrar mil temas para arremeter. Debes seleccionar aquellos por los que vale la pena luchar. Usted y su esposo van a tener varias diferencias, pero no es práctico ni maduro pelear por cada una de esas diferencias. Tómese su tiempo y comprenda las discrepancias por las que vale la pena luchar.

7. Establece límites

Habrá ocasiones en las que tu esposo pueda volverse verbal o físicamente abusivo y no es absolutamente imperativo que lo toleres. Decide cuánta ira estás dispuesto a tolerar. Es de suma importancia establecer límites. No puedes ser un juguete para golpear cada vez que tu esposo se enoja. Una relación exige respeto mutuo para poder crecer. Por lo tanto, debe decidir sobre la tolerancia de la ira de su esposo y actuar en consecuencia.

8. Practica actividades relajantes

Practica actividades relajantes
Practica actividades relajantes

Las parejas que hacen actividades juntas, permanecen juntas. Dado que su esposo siempre está enojado, podría practicar ciertas actividades que liberarían algo de estrés de ambos hombros y también les darían un tiempo extra de relajación para pasar juntos. Regístrese para sesiones de masaje semanales o quincenales para parejas, o inscríbase en clases de meditación o yoga. Encuentre actividades que serían beneficiosas para ambos, mientras ayuda a su esposo a controlar su furia.

9. Obtenga ayuda profesional

Obtenga ayuda profesional
Obtenga ayuda profesional

Los juegos de culpa, la culpa, señalar con el dedo y los arrebatos generales pueden conducir a un estrés abrumador e impotencia. En tales casos, hable con su pareja acerca de obtener ayuda profesional. Busque un consejero matrimonial y reserve una cita. Cuando las cosas empeoran, se vuelve difícil observar una situación con claridad. Una tercera persona experta podría brindarle un punto de vista objetivo que lo ayudaría a reconstruir la fortaleza de su matrimonio.

Si cree que un terapeuta podría ayudarla a lidiar con el enojo de su esposo, consiga uno con su esposo o recomiéndele a su esposo que vaya a uno. Si su esposo está listo para abordar el problema, la situación puede arreglarse. Por cierto, hay algunas sesiones de terapia de pareja que también puedes probar en casa.

10. Aléjate si es necesario

Podrías ser la esposa más cariñosa, amorosa y comprensiva. Sin embargo, no importa lo que haga, la ira de su esposo parece no tener límites. Las cosas podrían ponerse tan mal como el abuso doméstico. Para alguien que siempre está enojado, a menudo no hay salida. En tales casos, aléjese. No aliente tal comportamiento por preocupación o impotencia. Si ninguno de sus enfoques está ayudando a crear una relación saludable, tome el asunto en sus manos y váyase. No sacrifiques tu autoestima por el amor.

Encontrará que las energías de su esposo se transforman en gran medida si sigue activamente estos consejos. Trata a tu pareja con todo tu amor y te sorprenderá lo cerca que te acercará.

Podría resultarte de interés:  8 maneras en que puede ayudar a su pareja a superar la adicción a las drogas
Subir