10 razones por las que el sexo con un hombre más joven es mejor

Índice

Las mujeres, cuando llegan a la edad de 40 años, a menudo han completado todos los deberes esperados del matrimonio, tener hijos y ser la dama de la casa socialmente aceptada. Los niños han dejado el nido, el esposo se ha ralentizado, se ha desviado o ya no está interesado en ella como persona. El sexo parece haber sido olvidado para siempre.

Sin embargo, la mujer de más de 40 años no es tan vieja. Ella tiene 16 años en el fondo, sin importar los grises que se muestran astutamente y las patas de gallo en la esquina de los ojos. Y su mejor apuesta es un hombre mucho más joven, que tiene todo el vigor que su esposo ya no tiene.

Estas son algunas de las razones por las que las mujeres mayores prefieren a los hombres más jóvenes.

1. Están emocionados con la idea de echar un polvo

Los jóvenes siempre están interesados ​​en echar un polvo. No hacen demasiadas preguntas y están muy contentos si algo es gratis y fácil. Las mujeres traviesas a los 40 también son felices porque aquí hay alguien que está más que feliz de complacerla y con muchas ganas de explorar caminos que siempre había soñado. Solo la voluntad de un amante adulto joven de complacerla también es atractiva.

Podría resultarte de interés:  Cuando un niño descubre a sus padres haciéndolo

2. Tienen fuerza y ​​poder

La mayoría de las mujeres conocen a estos hombres jóvenes generalmente en gimnasios oa través de otras actividades deportivas, por lo que parece natural que las mujeres sean conscientes del estado físico. Por otro lado, se dan cuenta de que hay hombres en buen estado físico a su lado y también entrenadores que presumen de abdominales marcados, espaldas tonificadas y bíceps. De lo que se deduce que podrán rendir con mayor resistencia, brazadas más largas y hacerle pasar un buen rato durante mucho más tiempo.

3. Están ansiosos por actuar

Están ansiosos por actuar
Nunca se cansan y siguen y siguen

Los hombres jóvenes que se acuestan con una mujer mayor aprenden rápidamente nuevos trucos y están ansiosos por complacer. La mujer llega a disfrutar de la destreza sexual de un semental más joven y sexualmente cargado con la gratitud que probablemente nunca antes había sentido. Ella también ha envejecido con gracia y no necesita jugar para llamar su atención o sus servicios dedicados. Nunca se cansan y siguen y siguen. Se deleitan con el hecho de que pueden y proceden a demostrárselo a esta hermosa diva amante de la diversión de 40 años. Y les agrada ser una gran fuente de alegría para ella.

Podría resultarte de interés:  Tener sexo mientras se vive en una familia conjunta – Mis aventuras

4. Sexo de alta velocidad

Ella puede o no haber experimentado un sexo tan delicioso antes. Si lo ha hecho en su juventud, entonces podrá experimentarlo una vez más, esa es probablemente la mayor ventaja de tener un novio más joven. Y como ella es la mentora, tiene el poder de enseñarle todos los secretos para hacer el amor que él está descubriendo por primera vez. Además, ella es la protagonista y puede llevarlo a donde quiera, hacerlo bailar a su ritmo y ese poder es estimulante.

5. No quieren estar atados

Un joven que tiene una mujer mayor está muy contento con lo que tiene y sabe que tiene el aprecio y la buena voluntad de su amante. Él, a su vez, no necesita que su amante mayor le rinda homenaje o lo complazca. Las mujeres están bastante seguras de que el joven finalmente seguirá adelante y, por lo tanto, no deben preocuparse de que se conviertan en una molestia o que quieran más de lo que ella puede ofrecer. Para que ella pueda tener su pastel y comérselo también.

Podría resultarte de interés:  5 mujeres comparten su experiencia de aventuras de una noche

6. Sin restricciones

Sin restricciones
Para una mujer de cuarenta años, un amante más joven es como un soplo de oxígeno.

Dado que una relación así ya es poco convencional, es muy fácil para una mujer mayor explorar sin inhibiciones todo lo que ha imaginado o fantaseado. No hay normas sociales de las que deba preocuparse por cumplir, no hay obligaciones financieras y definitivamente no hay ataduras. Todos los matices asociados a los cincuenta tonos de gris parecen posibles. ¡Lo que ella habría sido tímida o incapaz de preguntarle a su esposo ahora es una gran probabilidad!

Para una mujer de cuarenta años, un amante más joven es como una bocanada de oxígeno. Una vida que de otro modo se marchitaría repentinamente estalla en un hermoso ramo floral de posibilidades sexuales y agrega entusiasmo a la vida.

Subir