El apoyo de mi esposo me ayudó a lograr mis sueños

Como se lo dijo a Shahnaaz Khan por pratibha agarwal, esta historia de un esposo solidario nos muestra que sin apoyo, un matrimonio nunca puede alcanzar su máximo potencial. Echemos un vistazo a cómo su esposo terminó brindándole el coraje y la motivación que necesitaba para perseguir sus sueños:

Mi vida siempre se sintió escrita. Nacida y criada en un pequeño pueblo con una familia amorosa, fui protegida, protegida y mimada. Después de la universidad, me casé y me mudé a una gran ciudad para comenzar de nuevo, con nuevas esperanzas de dar y recibir amor y sueños de escribir una parte de la historia de mi propia vida.

Siempre he sido una persona sociable y encontré una vocación en la enseñanza. Mi deseo de trabajar no era por rebeldía sino por salir de mi zona de confort, probar algo nuevo, hacer algo de mi tiempo. Ninguna mujer de mi familia o de la familia de mi marido trabajaba. Pero tenía ganas de hacer algo más.

Al principio, realmente no sentía que tuviera un esposo que me apoyara. Siempre quise trabajar y devolverle algo a la sociedad, pero no me lo permitieron, lo que me aplastó. Siga leyendo para descubrir cómo mi esposo pasó de mirarme con desdén a ser el compañero solidario que siempre quise que fuera.

Cuando mi esposo, una vez reacio, se convirtió en mi mayor partidario

Es difícil salirse de un molde al que uno ha crecido amando. Al principio, mi esposo se mostró comparativamente cooperativo, pero no estaba acostumbrado a ver trabajar a las mujeres. Cuando el director quiso darme más responsabilidades, puso a prueba nuestra relación. Luego quedé embarazada y mis aspiraciones quedaron en segundo plano. Tuve que elegir entre un bebé y una carrera, no fue un sacrificio. Mis dos hijos eran mi vida y nada más importaba.

Te puede interesar:  ¿Tener sexo en familia es malo e incómodo?

Después de casi 20 gloriosos años de casada y dos hijos adultos, me encontré con ganas de más. Cuanto más pensaba, más fuerte crecía la voz interior. A medida que mis hijos crecieron y las cosas en el hogar se volvieron más manejables, ser el ama de casa ahora no requería tanto trabajo.

Ahora quería encontrar más propósito en mi ser. Como siempre he sido de los que retribuyen a la sociedad, no podía simplemente sentarme en casa y dejar que mis días se desperdiciaran. Ahora tenía que elegir entre ser madre a tiempo completo o tener una carrera. Apoyar a tu pareja siempre había sido el pináculo del matrimonio para mí, pero no estaba muy seguro de si mi pareja, por lo demás solidaria, me animaría de todo corazón a hacer una carrera.

Cómo encontré un nuevo propósito en la vida

Al principio, el yoga era una forma de lidiar con estas emociones que tenía al tratar de encontrar un propósito más profundo. Para tratar de entenderlos, dame algo que hacer mientras mi nido se vaciaba y los días parecían más largos. Pronto creció en mí. Sin saberlo, había encontrado una nueva vocación.

Pasé de tomar clases de yoga a enseñarlas. Han pasado seis años y de alguna manera parece toda una vida. No porque el tiempo haya parecido tedioso, sino porque la transición ha sido muy suave. Y solo hay una persona a quien agradecer por eso, que se puso de pie y me apoyó mientras asistía a talleres y clases: mi cónyuge que me apoya.

Practicar yoga a mi edad fue un descubrimiento emocionante, pero también lleno de nerviosismo. Tenía muchas preguntas sobre cómo podría manejar esto y ser madre. Pero cuando hay apoyo en una relación, no hay mucho que no puedas hacer. Mejoramos la comunicación en nuestra relación y el resto siguió.

Me enamoré del yoga. Siempre fui alguien que se inclinó hacia la enseñanza y la sensación de logro que me dio fue difícil de encontrar en otros lugares. Decidí continuar con mi viaje, pero los eventuales problemas también se me presentaron.

Te puede interesar:  Cómo ponerse en forma para parejas ocupadas

Cómo mi cónyuge solidario hizo la vida más fácil

Mi esposo apoyando a mi esposa me ayudó a hacer una nueva carrera.
Mi esposo solidario me ayudó a través de mi cambio de carrera de mediana edad.

El cambio no fue fácil, aunque su apoyo lo hizo parecer así. Recuerdo cuando estaba en Goa para un curso y comencé a sentir nostalgia. Mi hijo menor se enfermó. Decidí que ya había tenido suficiente y quería volver. Pero mi marido me animó a quedarme. “Cuando ha dedicado tanto de su tiempo y esfuerzo a esto, no lo deje ahora”, dijo, “siga adelante y manténgase fuerte. Me haré cargo de la casa y de los niños. Estoy aqui para ti.»

Saber que tenía a mi lado un apoyo tan sólido como una roca y la fe en mis habilidades me impulsó a continuar y no solo completar el curso, sino también a dedicarme al yoga como profesión. Sin el respaldo inquebrantable de mi esposo, no podría haber manejado esta transición de la mediana edad tan suavemente y con tanta confianza. ¡Este era el mismo hombre que una vez tuvo miedo de que yo trabajara!

Me sorprendió gratamente y me sentí muy agradecida de tener un esposo tan solidario. Al principio, debido a su educación bastante regresiva, no estaba acostumbrado a ver trabajar a las mujeres. Logró desaprender todos esos pensamientos regresivos y me brindó el apoyo que necesitaba. Nos dimos cuenta de que el apoyo es una de las características de un buen matrimonio.

Me he preguntado qué le hizo llegar a entender mi deseo de tener una vida más allá de la familia. Comprender que encontrar una carrera no significa sacrificar tiempo en familia. Ha sido un largo camino de aceptación y fe, para ambos. Tenía fe en él y respetaba su forma de pensar cuando quería que estuviera en casa. No tiré de la cuerda con tanta fuerza que se rompiera. En cambio, le dio suficiente espacio para saber que aceptaba su forma de pensar porque somos un equipo.

El cambio puede parecer repentino. Pero fue lento y consistente. Cuando me solté, él también. Vio que podía manejar tanto el trabajo como la familia. Y si me quedé corto, él podría compensarlo. Ambos podríamos crecer como individuos solo si crecíamos como pareja y viceversa.

Te puede interesar:  5 formas en que echar la culpa en una relación la daña
sobre maridos

Cómo debe buscar apoyo en una relación

A aquellos en situaciones similares, todo lo que puedo decir es que crean en ustedes mismos y en su relación. No enfrentes uno contra el otro. Cultiva las cualidades que tiene tu cónyuge. Mejorar la resolución de conflictos y buscar siempre apoyo. El matrimonio es el árbol que regamos todos los días durante años, antes de que un día florezca repentinamente.

Cuando un esposo apoya a su esposa, ambos se sienten mucho más poderosos y confiados en la relación y en sí mismos. A todos los esposos, apoyar a su esposa no solo mejorará la relación sino que también hará que la experiencia sea más armoniosa.

Trabajamos en las cosas juntos, en tándem. Escribo mi futuro con mis propias palabras de amor, confianza, compartir, apoyo y fe. Algunos capítulos comenzaron tarde porque otros necesitaban más tiempo. Mi historia ya no tiene guión porque no es solo mía. Es nuestro.

preguntas frecuentes

1. ¿Qué haces cuando tu esposo no te apoya emocionalmente?

Si su esposo no lo apoya emocionalmente, necesita mejorar la comunicación con él, contarle nuestras expectativas mínimas y tener las conversaciones difíciles con él que puede haber estado evitando. Ponga su pie en el suelo y hágale saber que sin apoyo, su matrimonio nunca será tan bueno como debería ser.

2. ¿Por qué es importante apoyar a tu pareja?

Una relación de apoyo no solo mejorará la calidad de su matrimonio, sino que eventualmente también mejorará su bienestar en todos los aspectos de su vida. Cuando tiene un pilar de apoyo en el que siempre puede confiar, nunca se sentirá solo en sus luchas, lo que lo hará más seguro para manejar los problemas que la vida le presenta. Una relación amorosa, segura y satisfactoria solo se puede lograr una vez que ambos se apoyan mutuamente.

Deja un comentario