Por qué Twerking está directamente relacionado con un entrenamiento de cuerpo completo

Twerking, una versión moderna de una danza africana conocida como mapouka o “danza del trasero”, implica que el bailarín sacuda violentamente la espalda hacia el objeto de su deseo. El movimiento rítmico de su trasero ha estado de moda durante bastante tiempo y ahora los entusiastas del fitness que aman el baile lo consideran una forma entretenida de despedirse de esas calorías adicionales.

A pesar de que los entrenamientos basados ​​en el baile no son nada nuevo (Zumba, cualquiera), el hecho de que el twerking involucre a todo tu cuerpo, desde el centro, los isquiotibiales, la parte baja de la espalda hasta los glúteos, implica que esta sugerente forma de baile puede adoptarse como un régimen de entrenamiento si están cansados ​​de trotar, hacer yoga o hacer gimnasia.

Los expertos afirman que puedes quemar de 300 a 480 calorías haciendo twerk continuamente durante una hora. Eso es casi lo mismo que una hora de yoga o una carrera moderada.

Si tiene una lesión en su cuerpo o condiciones médicas subyacentes, consulte a un médico antes de probar este ejercicio de baile. Como puede tensar la parte baja de la espalda, ¡lo último que quieres es terminar en el hospital mientras intentas divertirte!

Te puede interesar:  Artículos para el hogar para la masturbación que pueden causar un orgasmo a las niñas

Ahora, analicemos rápidamente por qué el twerking está directamente relacionado con un entrenamiento de cuerpo completo.

1. Tonificar piernas y glúteos

Si deseas un botín redondo con piernas tonificadas y de alguna manera tienes la ilusión de que solo los influencers de Instagram pueden lograrlo, ¡te sorprenderás! Como harás una sentadilla mientras haces twerking, puede ayudarte a tonificar esos glúteos y cuádriceps de manera efectiva.

¡Tus pantorrillas también te lo agradecerán por ese entrenamiento intenso! El estallido de ese botín y el entrenamiento de los glúteos serán suficiente motivación para mantener esos movimientos sexys de twerk dentro y fuera de la pista de baile.

piernas tonificadas
Mientras haces twerking estarías en cuclillas durante la mayor parte del baile.

2. Trabajando en tu core

¿Has estado mirando esos lindos tops cortos por un tiempo? ¿Dudas en probártelos porque tienes un bulto antiestético en lugar de abdominales? Al abrazar el twerking, puedes darle a tu núcleo un entrenamiento muy necesario. El movimiento de baile hará que actives tus abdominales para involucrar los músculos de la parte inferior del cuerpo, lo que a su vez te dará un núcleo sólido.

Si eres un principiante, ¡ten cuidado de sentir dolor al día siguiente si empujas el trasero hacia adelante y metes la barriga hacia adentro!

3. Te da brazos fuertes

¿Cansado del press de banca? Pero aún así, ¿quieres trabajar esos músculos bíceps y tríceps? Confía en nosotros cuando decimos que no necesitas ser gimnasta o Catwoman para probar el twerk de la pared. Con práctica, paciencia y, sobre todo, técnica, podrás ponerte boca abajo en la pared. Esta flexión sexual no solo fortalecerá tus brazos, sino que también sacará a la tigresa que llevas dentro, la que no duda en salir de su zona de confort.

Te puede interesar:  Cosas que no debes hacer en tu noche de bodas

4. Esculpir el botín

En el momento en que mezclas el baile twerk con ejercicios para tonificar tus glúteos, tu régimen de ejercicios se vuelve aún más divertido y productivo. Pídale a su instructor de acondicionamiento físico que comience la clase con algunos ejercicios de tonificación para que su botín pueda endurecerse.

Si desea el botín de sus sueños, modifique su rutina para incorporar equipos de entrenamiento como bandas de fitness o deslizadores. Si te vuelves adicta al twerking, algunos días tendrás la paciencia de un niño…para esos días reserva cinco minutos para tonificar el trasero y luego ¡presume tu trasero al mundo!

esculpir el botín
Comience la clase con algunos ejercicios de tonificación para que su trasero se endurezca.

5. Aumenta tu nivel de confianza

Si quieres sobresalir entre la multitud y darle un empujón a tus niveles de confianza, ¡prueba el twerking! Aunque no ganes un poco de basura en tu baúl (¡hola, Kim Kardashian!), no te rindas. Hacer estallar tu botín al ritmo puede ser catártico y un destructor de estrés inmenso. Antes de que te des cuenta, estarás actuando para tu pareja y quién sabe, las cosas podrían calentarse y algunas calorías más podrían quemarse. ¡Guiño guiño!

Te puede interesar:  Hombres, aquí hay 7 formas de ser mejores en la cama

Independientemente de si eres un principiante o un profesional, hacer twerking es divertido por innumerables razones. E incluso si todavía no puedes moverte como Beyoncé o Miley Cyrus, no seas demasiado duro contigo mismo. Después de todo, se supone que es una forma divertida y antiestrés de quemar algunas calorías.

Preguntas frecuentes

1. ¿Cómo se hace el twerk?

Debe ponerse en cuclillas y mover el trasero hacia adelante y hacia atrás. Si se hace correctamente, puede ser un entrenamiento de cuerpo completo. Mira videos en YouTube si no prefieres ir a clases. ¡Con práctica, más temprano que tarde tu botín será la comidilla de la ciudad!

2. ¿Qué área de tu cuerpo se ejercita al máximo?

Hacer twerking fortalece todos los músculos de tu cuerpo. No solo ayuda a aumentar la flexibilidad de la cadera, sino que también fortalece los muslos. Con un cuerpo bien esculpido, podrás atraer a los hombres que aman a las mujeres fuertes.

3. ¿Cómo ganó popularidad el twerk?

La palabra ‘twerk’ se utilizó por primera vez en Nueva Orleans en los años 90. En aquel entonces, era un subconjunto de baile de estilo hip-hop llamado Bounce. Ganó popularidad en 2013 cuando Miley Cyrus realizó un baile obsceno en los VMA.

Deja un comentario