Manipulación en las relaciones: 11 señales sutiles de que eres una víctima

Índice

En el thriller de 2014 Chica se ha ido, el matrimonio aparentemente perfecto de una pareja se desmorona cuando la esposa desaparece un día y el esposo se convierte en el principal sospechoso. A medida que las cosas se desarrollan, la única lección que el espectador obtiene de los muchos giros y vueltas es sobre la manipulación en las relaciones, un aspecto crítico que hace o deshace una relación.

La manipulación en las relaciones viene con muchas caras, y algunas de ellas son tan sutiles que probablemente te reirías si alguien te dijera que estás siendo manipulado. Pero recuerda, una de las características de los maestros manipuladores es que nunca los ves venir. En este artículo, hablamos sobre cómo reconocer las señales de que estás siendo manipulado en tu relación, con la ayuda de la psicóloga asesora y asesora de relaciones Kavita Panyam.

¿Qué es el comportamiento manipulador en una relación?

Francamente, una relación igualitaria es un mito en gran medida. Claro, habría amor y afecto, pero incluso en los escenarios más perfectos, hay cierta cantidad de control y manipulación en las relaciones.

“La definición de manipulación en las relaciones es cuando tratas de ser el socio controlador y, directa o indirectamente, tratas de dirigir el curso de la conexión”, dice Kavita. “Tampoco permites que la otra persona dé todo lo que quiere, ni aportas todo lo que deberías”.

En otras palabras, se trata de ser el socio controlador en la relación. Los juegos de control y poder pueden ser abiertos o encubiertos, sutiles o definidos, pero siempre hay un compañero que intenta ganar la partida en cada situación.

La lista de tácticas de manipulación es bastante larga para quienes las practican. Desde la manipulación psicológica en las relaciones hasta el abuso físico total, existen diversas formas en las que un hombre o una mujer intentan dominar a su pareja. “La ira, el comportamiento impulsivo, el gaslighting son estrategias de manipulación en las relaciones”, agrega Kavita.

pancarta p

Y la razón subyacente detrás de tales comportamientos es la misma: estas son personas que son deshonestas consigo mismas y con su pareja. No saben lo que quieren y dudan en preguntar y comunicarse de manera directa. Por lo tanto, recurren a la manipulación en las relaciones para sentirse poderosos y en control.

¿Cómo es una relación manipuladora?

Una relación manipuladora casi siempre tiene dos aspectos: el acosador y el acosado. En la mayoría de los casos, el manipulador juega juegos mentales, envía a su víctima a un viaje de culpabilidad, inventa historias para justificar su posición y luego usa las situaciones para su beneficio. “Esto sucede a tal punto que la víctima comienza a creer que algo anda mal con ella. Atacan tus inseguridades y tu autoestima”, dice Kavita.

¿Alguna vez has visto a una persona que constantemente magnifica los problemas o se queja de la soledad para atraer la atención de sus ocupados socios? ¿O alguien que llora, se enfurruña, hace el trato silencioso o la frialdad hasta que su pareja exasperada cede a sus rabietas? Estos son algunos ejemplos de manipulación romántica practicada por hombres y mujeres a su manera.

Cuando hay manipulación en las relaciones, uno de los miembros de la pareja siempre está apagado o deseoso de complacer. Dichos matrimonios son desiguales ya que uno de los cónyuges se sale con la suya en todo. Durante un período de tiempo, el que está siendo manipulado se siente sofocado y sofocado; ciertamente, ¡no es saludable ni conduce a la base de una relación sólida!

11 señales sutiles de manipulación en las relaciones

Como se mencionó antes, cuando la manipulación en las relaciones se practica abiertamente, es al menos un poco fácil combatirla. Sin embargo, el desafío es cuando una persona recurre a medios turbios, sutiles e indescifrables para ganar una guerra innecesaria contra su pareja.

La manipulación sutil en las relaciones se manifiesta de muchas maneras. Desde decidir qué hacer para el desayuno hasta tomar decisiones importantes en la vida relacionadas con las finanzas o los niños, el manipulador juega diferentes cartas para abrirse camino. En otras ocasiones, también son inteligentes cuando se entregan a la manipulación romántica de ti para que ni siquiera te des cuenta de que estás siendo utilizado.

Aquí hay 11 signos típicos pero sutiles de manipulación en las relaciones a tener en cuenta:

1. Obligarte a hacer cosas que no quieres

Manipulación en las relaciones
Te obliga a hacer cosas que preferirías no hacer

En otras palabras, ¡intimidación! El acosador podría preguntarte algo con bastante cortesía. No quieres pero no te atreves a decir que no. Puede deberse al tono oa la amenaza oculta, pero terminas cumpliendo sus órdenes.

Tales formas de manipulación son fáciles de reconocer porque el acosador en realidad no hace ningún esfuerzo por ocultar su falta de respeto por tu opinión o elección. “Financiera, emocional o espiritualmente, saben cómo hacer las cosas”, dice Kavita. “Tienen el enfoque de 'a mi manera o la carretera'”.

2. Sacarte de tu zona de confort

Pueden engatusarlo, convencerlo, discutir con usted o darle un regalo... hacen todo lo posible para asegurarse de que salga en paracaídas de su zona de confort y aterrice en la de ellos. Por lo tanto, si se encuentra pidiendo comida mexicana SOLO porque a su pareja le encanta o si SOLO visita sus clubes favoritos, sepa que es víctima de manipulación.

Una relación tiene que ver con la igualdad de género, pero no darte la oportunidad de ejercer tu elección porque tu pareja es demasiado egoísta para escucharte, es una señal de desequilibrio y desigualdad. Puede pensar que no es gran cosa, pero recuerde que estas pequeñas cosas se suman a los problemas más importantes de la vida.

3. Permitirse un mal comportamiento cíclico

“La manipulación en las relaciones es todo lo que te detiene y te congela en seco”, dice Kavita. “A menudo notará un patrón en sus respuestas”. Entonces, si hay una pelea o una discusión, independientemente de quién esté equivocado en la situación, un compañero manipulador comienza un ciclo de mal comportamiento.

Primero pueden desconectarse emocionalmente y luego comienza la distancia física. Es posible que lleven el resentimiento durante tanto tiempo que empieces a sentirte culpable. De esta manera, sutilmente te transmiten la carga de la culpa. Una vez que te disculpas, las cosas vuelven a la normalidad solo para que el mismo ciclo comience nuevamente después de la próxima pelea.

4. Retener el sexo

Una de las técnicas más comunes de manipulación romántica en las relaciones es la retención del sexo. Muchas veces, las parejas pelean y se reconcilian más tarde en la cama, pero los manipuladores niegan deliberadamente el sexo para asegurarse de que nunca olvides la pelea. Pueden retraerse y actuar con frialdad.

La buena intimidad es la base de una relación sana y fuerte y, al mantenerse alejados de ti, intentan enviar un mensaje muy fuerte de que no están dispuestos a perdonar ni a olvidar. No cederán hasta que te rindas e incluso cuando acceden al sexo, lo hacen parecer como un favor.

5. Culparte por las cosas que salieron mal

Los manipuladores rara vez asumen la responsabilidad cuando las cosas van mal. De hecho, pueden usar todos los trucos del oficio para disparar desde tus hombros. Esto puede suceder tanto en las relaciones profesionales como en las personales.

Básicamente, quieren que te sientas dependiente y cuando no cumples, el ciclo de abuso continúa. El aspecto clave a tener en cuenta aquí es que no importa quién haya cometido un error; al final, siempre es culpa tuya y eres tú quien trata de explicar en exceso y justificar cosas que no necesitas justificar.

6. Dando el trato silencioso

Señales de manipulación
El trato silencioso es un signo de manipulación.

La manipulación emocional es tan mala como el abuso físico y uno de los ejemplos clásicos de manipulación emocional es el infame tratamiento silencioso al que se entregan las personas. ¿Tu pareja se pone 'cara de piedra' cuando ustedes dos tienen un problema?

¿Responde con monosílabos a tus intentos de tener una conversación decente? ¿Se siente confundido cuando sigue diciendo 'estoy bien' pero su comportamiento indica todo lo contrario? “Enfurruñarse, quedarse en silencio, las conversaciones obstruccionistas son formas de manipularte para que hagas lo que ellos quieren”, dice Kavita.

7. Darte un consejo equivocado

La manipulación en las relaciones ocurre principalmente porque una persona es insegura y no quiere perder el control sobre su pareja. Ya se trate de amistades o relaciones, a menudo se ve a los manipuladores dando consejos equivocados bajo el disfraz de "preocupación".

Entonces, ya sea desanimarlo a aceptar un nuevo trabajo o retener nuevas oportunidades para su crecimiento o pintar los peores escenarios cuando quiere probar algo nuevo, intentan atrofiar su crecimiento. Como dice Kavita, "Simplemente no quieren verte avanzar en la vida".

8. Ser el buen chico/chica

No asuma que los manipuladores son personas malvadas con cuernos que le hacen la vida imposible. A menudo, son encantadores y demasiado sinceros. De hecho, parecen tan agradables que casi parecen falsos. Pueden hacerte sentir que eres la persona más especial en sus vidas.

Pero la agenda oculta detrás de todos los elogios y elogios es manipularte para que hagas lo que ellos quieren. Cuando alguien es demasiado amable y halagador, te resultará difícil decir que no a sus peticiones. Y eso es precisamente de lo que se aprovechan los manipuladores: su incapacidad para trazar límites en las relaciones.

9. Jugar la carta del amor

Hacerte sentir culpable con amor es uno de los ejemplos clásicos de manipulación emocional. 'Te amo tanto, ¿ni siquiera puedes hacer esto por mí?' 'No valoras mis sentimientos', 'Cómo puedes ser tan brutal cuando te amo tanto'…. Estas líneas se te lanzan con demasiada frecuencia.

La idea detrás de tirar de las fibras de tu corazón en lugar de explicar las cosas lógicamente es evitar el razonamiento y la discusión adecuada. De una manera extraña, tienen la responsabilidad de demostrar tu amor por ellos una y otra vez. 'Si me amaras, tú...' es una forma de hacerte ceder a sus deseos.

10. Estar tranquilo y a cargo

En algunos casos, los manipuladores tienden a reaccionar exageradamente y ser dramáticos, pero lo contrario también es una forma de manipulación en las relaciones. Tu novio puede ser tranquilo, fresco y sereno, y aunque esa es una gran cualidad. a veces se usa como una herramienta en su contra.

calma en una pelea?  es manipulación?
Te hace ver demasiado emocional e inmaduro.

El objetivo podría ser hacerte lucir demasiado dramático en una situación que quizás justifique tu drama e ira. Y al final, terminas pareciendo tonto, inmaduro y demasiado emocional mientras que ellos son el pepino maduro y genial. Cuando esto sucede una y otra vez, es posible que te sientas derrotado, que es lo que ellos quieren.

11. Constantemente comparándote con los demás

La inseguridad en las relaciones surge de las comparaciones. Nunca podrás lograr realmente lo que te propongas si comparas tu viaje con el de los demás. Las comparaciones constantes que te hacen parecer inadecuado frente a los demás son una forma de manipulación en las relaciones.

'¿Por qué no puedes parecerte a él/ella?' '¿Por qué no puedes ganar dinero como XYZ'? Hay muchos puntos de comparación que te hacen sentir que nunca eres lo suficientemente bueno a los ojos de tu pareja. El objetivo es asegurarse de que nunca crezca más en estatura que ellos.

Las relaciones manipuladoras pueden arruinar tu tranquilidad. Puede que no suenen tan mal como el abuso físico o verbal, pero poco a poco van minando tu confianza en ti mismo. Para lidiar con ellos, primero debe reconocer que está siendo utilizado y solo entonces puede tomar medidas para buscar su verdadero yo y establecer límites. Te mereces toda la felicidad y que nadie, ya sea tu colega o pareja, te haga creer otra cosa.

Podría resultarte de interés:  5 problemas de relación que conducen a un romance fallido
Subir