Signos de un hombre posesivo en una relación

Índice

Una relación nunca es perfecta y uno de los miembros de la pareja siempre tiene más poder sobre el otro. Mientras sea mutua y aceptable para ambos, una relación puede ser sana y feliz. El caos y la confusión empiezan a infestar una relación cuando surge una lucha de poder entre los miembros de la pareja. Si eres cuidadosa al observar, encontrarás los signos de un hombre posesivo en tu pareja si tiende a dominar demasiado.

Tomar el control de las acciones de una pareja a la fuerza no es ético ni moral en una relación. ¿Enfrentas estos problemas en tu relación? Permíteme mostrarte algunos signos comunes de un hombre posesivo en una relación y tú podrás decidir el resto.

Recuerda: aunque todos tendemos a ser un poco posesivos durante las etapas iniciales de una relación debido a muchas inseguridades, siempre existe una delgada línea entre los celos inocentes y la posesividad agresiva. Debes estar atento si comienza a observar posesividad en una relación.

Primeros signos de un hombre posesivo en una relación

Estar enamorado de alguien y estar en una relación con esa persona son dos conceptos completamente diferentes. Una vez juntos, las personas comienzan a observar patrones de comportamiento de sus parejas que nunca notaron fuera de la relación. Esto es absolutamente natural y normal. Cuando una persona se conecta contigo en un nivel más íntimo, estás obligado a descubrir más secretos que antes. Esta es la razón exacta por la que los matrimonios son los más difíciles. Un esposo controlador es una pesadilla.

Descubrir algo nuevo sobre tu pareja todos los días es emocionante y se siente genial por un tiempo. A menos que descubras que tienes una pareja extrañamente posesiva. La vida comienza a parecerte un poco frustrante y empiezas a sentirte triste por todo. Empiezas a preguntar a tus amigos sobre tu pareja para saber si siempre fue así con sus ex y te preguntas si esa fue la razón por la que terminaron sus relaciones.

Permíteme ahorrarte el drama analizando los primeros signos de un hombre posesivo en una relación para que puedas decidir si te gustaría continuar o hacer las maletas y marcharte.

1. Tu pareja controla tu vida y tus decisiones

Una pareja posesiva es como ese monstruo de ojos verdes que carece de autocontrol y tiende a utilizar medios violentos para controlar a las personas que lo rodean. Si tu pareja trata de controlarte cada vez que sales con tus amigos o familiares y te desalienta a pasar largas horas al aire libre, entonces ten cuidado. A menudo te obligan a ceder a sus deseos mediante regaños, amenazas o chantajes emocionales. Este podría ser el primer signo de un hombre posesivo en una relación.

Podría resultarte de interés:  My Blog Mi primer beso: 5 pensamientos que tiene una chica después de su primer labial

2. Tu pareja te acecha

Los celos son una emoción humana natural y nadie, excepto un yogui, podría superarlos. Pero un compañero posesivo en una relación sufre de baja autoestima profundamente arraigada. Algunos signos de una relación posesiva podrían ser que la pareja esté atenta a cada pequeña parte de tu vida. Básicamente, son como Joe, el personaje principal de la serie de Netflix "Tú". Inician sesión en tus cuentas de redes sociales a tus espaldas, leen tus mensajes y correos electrónicos cuando no estás o aparecen repentinamente en el trabajo para recogerte. La lista continúa.

3. Tu pareja no tiene conexiones sociales o las tiene limitadas

Una señal muy evidente de estar en una relación con una pareja posesiva es que siempre te recuerdan que eres el centro de su mundo. Al comienzo de una relación, esto puede ser halagador, pero también significa que tu pareja tiene un sistema de apoyo limitado o nulo fuera de ti y no siente la necesidad de construir uno.

Sin embargo, no siempre significa que estén siendo posesivos. A veces puede ser el resultado de sentir la satisfacción de una relación romántica. Debes preocuparte por tu relación solo si tu pareja muestra resentimiento e ira hacia tus amigos, colegas o familiares, y solo depende de ti para su autoestima.

4. Tu pareja no respeta tu espacio personal

Para tener una relación saludable, uno necesita tener una cantidad suficiente de espacio personal para mantener una relación consigo mismo. Una persona infeliz nunca puede ser la fuente de felicidad de otra. Tu pareja debe darse cuenta de esto si es lo suficientemente madura.

Los signos de un hombre posesivo incluyen la falta de reconocimiento del espacio personal. Te manipulan para que compartas tus contraseñas y diarios personales con ellos. Dudan de toda la idea del espacio personal en una relación. Así es como aumenta la posesividad en la relación.

5. Tu pareja se pone celosa cuando pasas tiempo con otras personas del sexo opuesto

Una persona posesiva sufre intensos problemas de abandono junto con una ira incontrolable y, como resultado, se pone extremadamente celosa de cualquier posible rival romántico. Siempre quieren saber con quién estás hablando o saliendo. A pesar de que dicen amarte, siempre tienden a volverse paranoicos acerca de tu lealtad hacia ellos.

Las personas con tan poco equilibrio en su vida personal y falta de control emocional recurren al abuso hacia sus parejas. Si te sientes ansiosa por tu seguridad en la relación y tienes miedo de tu pareja, busca un lugar seguro y llama a la Línea de ayuda para mujeres al 1298 para pedir ayuda.

La psique humana funciona de manera extraña y cada uno de nosotros tiene áreas de claroscuro. Claro que no podemos esperar vivir con una pareja perfecta en todos

los aspectos, pero hay una línea muy fina entre ser un ser humano imperfecto y tener un trastorno de personalidad grave. Busca los primeros signos de posesividad en tu relación y protégete.

6. Te acompañan a todas partes

Incluso si es solo para comprar comestibles, siempre estarían ahí. Si bien eso puede parecer dulce y cariñoso hasta cierto punto, se vuelve autoritario y frustrante después de un tiempo. A veces, solo tienes ganas de ponerte los auriculares y dar un agradable paseo por la cuadra. Pero ahí están, siempre a tu alrededor, no porque te amen, sino porque son posesivos en la relación. Ten cuidado, este es el signo más interesante y retorcido de un hombre posesivo en una relación.

Podría resultarte de interés:  ¿Cómo saber si una chica quiere algo conmigo?

7. Siempre tienen algo que decir sobre tu forma de vestir

Señoras, una de las señales de que tu pareja es posesiva en una relación es cómo se siente acerca de tus atuendos "sexys". O incluso sobre los atuendos normales, para las parejas extremadamente posesivas. Siempre te exigirán que te cambies a un atuendo menos revelador y que te cubras tanto como sea posible. Esto generalmente se debe a que no quieren que otros hombres te vean de la misma manera en que ellos lo hacen, incluso si eso significa restringirte.

Si bien su protección puede parecer linda hasta cierto punto, sería mucho mejor si entendieran que te gusta vestirte sexy de vez en cuando. Desafortunadamente, una pareja posesiva nunca entenderá eso. En parte porque no respetan tus deseos personales y en parte porque están muy celosos de las personas que te rodean.

8. Restringen cualquier contacto físico

Uno de los principales signos de una pareja posesiva en una relación es que detestan por completo que toques a alguien del sexo opuesto. Lidiar con un novio inseguro es difícil. Incluso si se trata de una suave palmada en la espalda, un apretón de manos profesional o un abrazo amistoso, crearán una escena y discutirán contigo al respecto.

Muchas personas no expresan o no pueden expresar sus emociones con palabras. Recurren a los abrazos o a tomar la mano de alguien para consolarlos o simplemente estar allí para ellos. Una pareja que no puede diferenciar entre un contacto amistoso y uno romántico definitivamente no merece estar contigo. Nunca permitas que te digan lo que debes o no debes hacer.

¿Por qué algunos hombres son tan posesivos?

Los hombres y las mujeres son emocionalmente distintos y también tienden a mostrar sus emociones de diferentes formas. Los hombres son, por naturaleza, más posesivos. Parecen encontrar felicidad al poseer algo y reclamarlo como suyo. Ya sea un animal macho o un ser humano, disfrutan de tener cosas o parejas para ellos solos. Cuando se les cuestiona al respecto, su frágil ego masculino se lastima rápidamente y, la mayoría de las veces, la pareja femenina se lleva la peor parte.

Una vez que los hombres son lo suficientemente maduros, se dan cuenta de que la verdadera alegría no está en poseer a alguien, sino en permitirles ser libres. Hasta que llegue ese momento, son naturalmente más posesivos que las mujeres y marcan su territorio con mayor claridad. Los signos de posesividad en un hombre comienzan a mostrarse gradualmente a lo largo de la relación. Sin duda, las mujeres también pueden ser posesivas, pero en general, los hombres tienden a ser más agresivos.

Si bien no hay excusa para ser maniáticamente posesivo, un poco de posesividad en los hombres es natural. Es importante que aprendan a controlarla, de lo contrario, su pareja eventualmente se cansará de ellos. El exceso de posesividad también puede ser resultado de baja autoestima, búsqueda constante de validación, soledad, celos extremos o hipersensibilidad como individuo. Las madres sobreprotectoras también pueden criar hijos que esperan que el mundo funcione a su manera.

Podría resultarte de interés:  ¿Es buena idea pelear en la primera cita para saber la forma en la que reacciona?

¿Cómo lidiar con una pareja posesiva?

Si has observado alguno de los signos de posesividad mencionados anteriormente en tu pareja, es hora de hablar al respecto. Siempre debes notar un patrón primero. Si tu pareja ha mostrado este comportamiento solo una o dos veces, es posible que esté pasando por un mal día emocional o mentalmente. Sé comprensivo con ellos antes de llegar a una conclusión. Sin embargo, una vez que identifiques a una pareja posesiva, no ignores este comportamiento. Deberías considerar la posibilidad de que mejore o, de lo contrario, de poner fin a la relación.

Si te engañas pensando que podría mejorar con el tiempo, será demasiado tarde para intentarlo. Una relación posesiva no es placentera. Habrá peleas constantes, llanto y culpas mutuas. Una relación debe brindarte felicidad, no quitártela. Si tu pareja es lo suficientemente madura como para entender lo que le dices cuando lo confrontas, es posible que se dé cuenta de lo que ha estado haciendo sin darse cuenta y comience a tomar medidas correctivas. Confía en mí, la mayoría de las veces, estas cosas se resuelven cuando se comunican abiertamente.

Sin embargo, si sientes que la posesividad en la relación no disminuye o desaparece, no te limites. Si eres una persona que respeta los límites de los demás y deseas ser respetada también, debes salir y buscar una pareja que lo entienda. Solo tienes una vida, no te restrinjas. ¡Vívela al máximo!

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué causa la posesividad en una relación?

No hay una causa real, pero ten en cuenta que no es tu culpa. Por lo general, se trata de un trastorno de la personalidad en el que las personas no pueden lidiar con sus propias emociones y luchan por encontrar un equilibrio entre los celos saludables y la posesividad excesiva. Dales algo de tiempo, pero no tanto como para que te asfixien con sus problemas.

2. ¿Es aceptable que tu novio sea posesivo?

Absolutamente no. La posesividad en una relación puede ser una medida de la intensidad del amor, pero en exceso se convierte en un problema. Un poco de posesividad puede ser saludable para que ambos se sientan amados y valorados, pero cuando cruza los límites y comienza a afectar tu libertad y bienestar, es necesario tomar medidas.

3. ¿Cómo puedo saber si mi novio está celoso de mí?

Esto es lo peor que puede pasar en una relación. Tu pareja comienza a competir contigo y siente celos de tus logros y crecimiento. Una cosa es ser posesivo contigo y otra muy distinta es estar celoso de ti. Querrían superarte en todo y harán lo posible para recordarte que no eres nada en comparación. Minarán tus logros y te harán sentir inferior. ¡Ten cuidado con este tipo de parejas!

Subir