Sobrevivir como madre soltera después de la muerte de un esposo infiel

Índice

Dejar ir fue lo más difícil, pero aún así lo mejor. Estar en un matrimonio abusivo durante 8 años y luego enfrentar la muerte de mi esposo en un accidente automovilístico durante su viaje con su novia, fue lo más difícil de mi vida. Llegar a un acuerdo con la realidad y seguir adelante fue arduo. Cuando escribí sobre mi segundo matrimonio para Bonobology, me hicieron muchas preguntas, como si fuera fácil borrar esos recuerdos y superar el episodio traumático de mi vida.

Verdadera historia de abuso emocional de una madre soltera

“NO”, no lo fue. Tendría una ansiedad catastrófica antes de poder comenzar mi día. Cada día era un desafío para mí con recuerdos inquietantes del pasado, especialmente aquellos días en los que solía ser violento conmigo y me engañaba frente a mis ojos. Solía ​​sentarme en el autobús de mi oficina y tratar de averiguar por qué me pasó a mí.

Temía mi condición de madre soltera

Casi pasé todos los días tratando de controlar mi ansiedad y hacer lo mejor que pudiera. Me sentía derrotado mental y emocionalmente al final del día y nuevamente solía despertarme arrepentido por mi pasado. Se había vuelto tan traumático para mí que temía enfrentar mis miedos. Siempre hay miedos que tiene una madre, pero es diferente cuando una mujer es madre soltera.

Mujer y su hijo Fuente de imagen

Siempre tuve miedo de criar a un hijo sola, enfrentarme a la sociedad y romper estereotipos. Siempre pensé que si tenía amigos hombres o en el frente profesional si obtenía una buena caminata y promoción, ¿cómo me verá la sociedad como mujer y juzgarán mi crecimiento profesional?

Acepté mi realidad

Finalmente, pude aprender a aceptar que lo que había sucedido en mi vida fue una experiencia dolorosa para mí y me dio tiempo para sanar. Me di cuenta de que todo lo que tenía que hacer era aceptar y dejarlo ir. Todos los días me di una oportunidad a mí mismo cambiando mi percepción, gritando, enfocando toda mi energía en controlar lo que podía hacer en lugar de detenerme en las cosas que no podía hacer.

Empecé a centrarme en lo positivo.

Traté de calmar mi mente y comencé a priorizar las cosas importantes.

Seguí cuestionando el pensamiento como ¿me estoy enfocando demasiado en mis problemas o en los días malos? En lugar de centrarme en el otro 95% de mi vida que era positivo, me estaba centrando en lo negativo. Seguí recordándonos que podemos superar esta situación manteniéndonos fuertes y positivos. Empecé a visitar el templo con frecuencia, oraba, intentaba pasar el mayor tiempo posible con mi familia y escuchaba música.

No tiene sentido guardar el equipaje pasado

Lo mejor que pude hacer fue darme una ventana para despotricar y recordarme a mí mismo que la ira, el dolor y guardar el equipaje del pasado solo me harán más daño que la situación que no estaba bajo mi control.

Y finalmente, cuando lo dejas ir, no estás perdiendo la esperanza, solo estás esperando más, esperando algo mejor, esperando algo a lo que valga la pena aferrarse. Estás más feliz que antes. Olvida siempre lo que te pasó y crece. Algunas situaciones simplemente te hacen una persona mejor, más fuerte y más amable.

https://www.bonobology.com/consejos-para-citas-madres-solteras/

Nuestra primera experiencia con la cera del bikini y lo que aprendimos de ella

https://www.bonobology.com/understand-happily-single/

Podría resultarte de interés:  Tu esposo abusivo nunca cambiará
Subir